Ikaika

Mejora Deportiva

El rendimiento deportivo es la capacidad que tienen los y las deportistas de poner en marcha todos los recursos disponibles que poseen (técnicos, fisiológicos y emocionales), para hacer frente en condiciones de excelencia al ejercicio o actividad al que se van a enfrentar. Las actividades asociadas al rendimiento deportivo siempre tienen objetivos medibles desde la dinámica y la cinemática, y lo que se busca es mejorar el desempeño del individuo para ser más eficaces y eficientes en la expresión mecánica y conseguir el logro planteado. El preparador en todo este sistema tiene que jugar con todas y cada de las variables que se ponen en juego durante la competición para tratar de conseguir que un o una deportista consiga expresar al máximo sus capacidades durante un evento deportivo.

Como ejemplo, nuestro Programa de Alto Rendimiento tiene por objetivo preparar al o la deportista para que sea capaz de expresar sus capacidades condicionales de forma óptima a través del entrenamiento de resistencias progresivas, con un alto nivel de exigencia, realizado de forma poco frecuente lo que permite modular la fatiga y utilizando para su ejecución poco tiempo. Hablamos de dotarle al o la deportista de la dosis mínima efectiva de entrenamiento para que se produzcan las adaptaciones músculo-esqueléticas precisas evitando sobrecargas innecesarias y eliminando por completo la posibilidad de lesión. 

No debemos olvidar que el entrenamiento en sí puede ser una fuente de lesiones sino se realiza de forma adecuada, y que el objetivo de éste es generar poco a poco adaptaciones para que el individuo rinda al máximo durante la competición y sea capaz de mantener su estado de forma el mayor tiempo posible.

Hablamos de dotarle al o la deportista de la dosis mínima efectiva de entrenamiento para que se produzcan las adaptaciones músculo-esqueléticas precisas evitando sobrecargas innecesarias y eliminando por completo la posibilidad de lesión. No debemos olvidar que el entrenamiento en sí puede ser una fuente de lesiones sino se realiza de forma adecuada, y que el objetivo de éste es generar poco a poco adaptaciones para que el individuo rinda al máximo durante la competición y sea capaz de mantener su estado de forma el mayor tiempo posible.

La utilización de este paradigma de entrenamiento ha otorgado a nuestros deportistas una nueva forma de entender la fuerza, mejorándola y facilitando su transferencia en su disciplina deportiva, así como ha permitido solventar lesiones deportivas o dolencias que les impedía un rendimiento óptimo en su práctica deportiva habitual.

A continuación te mostramos unos testimonios de ello.

Cambiar la forma de trabajar la fuerza en mi preparación física supuso una mejora de casi un 5% en mi nivel de potencia en un CMJ (salto con contra movimiento) además de 9 centésimas en una salida de 10 metros. Dichas mejoras han sido determinantes en mis logros

Mikel Urrutikoetxea

Pelotari Profesional

Fue un cambio radical en la metodología de trabajo, pasé de estar continuamente esquivando lesiones y de un rendimiento mediocre a lograr un sueño que veía imposible un año atrás, subir al selecto grupo de primera categoría de Aizcolaris. Los éxitos continuaron con dos entorchados en la Pentatlón Vasca” (2018 y 2019).

Xabier Zaldua

Aizkolari y Pentatleta Profesional

Tras la final de la “Urrezko Aizkora” (marzo 2019) donde mi rendimiento no fue malo, pero sí lejos de la de mis rivales confié en la gente de Ikaika. En menos de un mes mi rendimiento dio un giro de 360º y más aún, mis dolores de espalda desaparecieron. Un año después, conseguí contra pronóstico vencer en la “Urrezko Aizkora” femenina” (marzo 2020).

Irati Astondoa

Aizkolari Profesional

En 2018 perdí la motivación por la competición, mi condición física se había estancado y veía cómo el relevo de los más jóvenes era ya más que una realidad. 4 meses antes del campeonato más importante para los aizkolaris, el campeonato de Euskal Herria, gracias a esta forma de trabajo, en pocas sesiones pude comprobar cómo mis golpes llegaban cada vez con más fuerza a la madera. En octubre del 2018 gané mi quinta txapela

Aitzol Atutxa

Aizkolari Profesional

Nunca pensé que con tan solo 20 minutos de entrenamiento a la semana de fuerza hubiese podido mejorar tanto mi rendimiento de una temporada a otra, llegando a ganar 2 veces el campeonato de España de ciclocross. Sé que el salto cualitativo estuvo ahí, sin duda

Aitor Hernandez

Ciclista Profesional